Reunión con supervisores y jefes de sector de las regiones Acapulco-Coyuca, Costa Grande y Costa Chica.

Para hacer una revisión y distribución minuciosa del personal docente que se acaba de basificar, de los egresados normalistas e idóneos, así como de los maestros que realizaron cambios y permutas, hoy nuevamente se llevaron acabo reuniones de trabajo entre autoridades centrales de la SEG con supervisores y jefes de sector de las regiones Acapulco-Coyuca, Costa Grande y Costa Chica.

En dichas reuniones, realizadas por separado, el secretario de Educación Arturo Salgado Urióstegui explicó que este ejercicio y esfuerzo es con el fin de que se garantice el servicio educativo a los niños y jóvenes guerrerenses, así como evitar que los padres de familia se sigan manifestando y bloqueando vías de comunicación en demanda de maestros.

Instruyó  que se revisará nombre por nombre y el lugar que le fue asignado a cada uno de los maestros que obtuvieron alguno de los beneficios antes mencionados y que esa información la tuviera tanto el supervisor y el jefe de sector como los delegados y las oficinas centrales.

Hizo un llamado a los profesores que aún no llegan a los lugares que les fueron asignados a que lo hagan a la mayor brevedad posible, porque de lo contrario se procederá administrativamente, incluyendo la revocación del nombramiento.

Se instalaron mesas de trabajo por nivel, donde las autoridades centrales, regionales y de zona, compartieron los listados del universo de los maestros recién contratados, así como los lugares donde hacen falta.

Con este ejercicio, se espera que ya no haya desviación de los recursos humanos y sí que lleguen a sus nuevos centros de trabajo, como lo ha instruido el gobernador Héctor Astudillo Flores, a quien le preocupa que los niños y jóvenes no tengan clases, teniendo maestros en  existencia.

Comentarios cerrados.